A todos nos ha ocurrido alguna vez. Llegas del supermercado con la cerveza o los refrescos calientes, o tienes una visita inesperada, y no hay nada fresco en la nevera. En el refrigerador puede tardar casi una hora en enfriarse, y si lo metes en el congelador corres el riesgo de que se te olvide… ¡para acabar explotando en el interior de tu nevera!
Enviro Cool es una empresa británica fundada en 2007 por Kelvin Hall con un único propósito: desarrollar un sistema de refrigerado barato y ecológico, capaz de enfriar las bebidas rápidamente.
Ya existen sistemas que enfrian casi al instante, pero congelan parte del líquido carbonatado, y sólo se puede romper agitándolo, algo que es inviable con una cerveza o una refresco con gas.
Enviro Cool ha ideado una tecnología llamada auto-refrigerado V-Tex, que enfría las bebidas en 30 segundos, mediante un vórtice de centrifugado:

v_tex_2
El equipo descubrió que al rotar la bebida a una cierta velocidad para crear un vórtice Rankine, el líquido carbonatado puede ser mezclado sin afectar a las burbujas de dióxido de carbono.
Con una simple rotación de la bebida, el líquido externo se enfría más rápido que el líquido interior. La velocidad de enfriamiento se puede mejorar  mediante una rotación con arranques y paradas:
v_tex_4
Mediante este sistema, una lata de cerveza se enfría en tan sólo 30 segundos. Una botella de cristal de 330 ml tarda sobre los dos minutos, mientras que una botella de medio libro se enfría en dos minutos y medio.
Con la tecnología V-Tex se ahorra hasta un 80% de energía, porque no hace falta guardar las bebidas en la nevera. Puedes mantenerlas a temperatura ambiente y enfriarlas antes de beberlas.
Este ahorro energético es el que ha propiciado que la Unión Europea haya patrocinado el proyecto con un millón de euros. También es socia la empresa española de refrigeración industrial DYMTEC. Ella lo distribuirá en todos los países de habla hispana.