Un estudio realizado en la Universidad Anglia Ruskin, en el Reino Unido,  reveló que las personas que mantienen relaciones sexuales cuatro o más veces por semana cobran un salario mayor a los trabajadores que están sexualmente inactivos.
La investigación que se realizó con 75 mil sujetos entre los 26 y 50 años de edad concluyó que  el salario medio es un 5% más en los empleados sexualmente activos, independientemente de su educación y su profesión. Así lo reseñó el portal Muyinteresante.es. 
Según Nick Drydakis, quien es coautor del trabajo, esto se debe a que la ausencia de sexo tiene un impacto negativo en la salud mental de las personas.
"Si las necesidades básicas no están cubiertas, los seres humanos no pueden desenvolverse bien", explica Drydakis, que sostiene que si nos falta comida, bebida o sexo nos volvemos más vulnerables.