LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

Recent in Sports

Home Ads

CHEKEO RENT A CAR

CHEKEO RENT A CAR

EL TAPON DE LAS CINCO

VIDEO A TO FUETE

25 de noviembre de 2013

8 DUDAS SEXUALES QUE TODA MUJER QUIERE RESOLVER

Un buen contacto íntimo son las caricias, aprovechen este momento para redescubrir zonas erógenas sin tocar genitales, abrácense; ello ayudará a la pareja a sentirse cerca.
1. Disfruto más teniendo sexo oral que durante la penetración, ¿es normal que me pase esto?
El sexo oral es una manera más dentro de las distintas formas de mantener una relación sexual. La estimulación de los órganos sexuales a través de la boca es una fuente de placer exquisito. No te lo cuestiones y disfrútalo. Todo puede cambiar.
2. Desde que nació mi bebé, no tengo más ganas, ¿cómo puedo reavivar el deseo?
En primer lugar, es importante que ambos hablen de lo que sienten. Es muy importante que ustedes, como pareja, encuentren tiempo para estar juntos. Las palabras y las caricias logran transmitir mucho afecto y ambos se beneficiarán de esta cercanía. En lo que respecta al contacto físico, tener relaciones sexuales no necesariamente significa lograr una penetración completa; simplemente la estimulación táctil puede ser altamente placentera.
Aquí van algunas sugerencias para que el deseo se reavive:
Usar un lubricante o gel, con base de agua, es muy importante en esta etapa. El cuerpo está ocupado produciendo otras sustancias y hay poca lubricación, por lo que la relación sexual puede resultar dolorosa y poco placentera, aunado al temor de haber quedado "muy cerrada" a partir de la episiotomía.
Un buen contacto íntimo son las caricias, aprovechen este momento para redescubrir zonas erógenas sin tocar genitales, abrácense; ello ayudará a la pareja a sentirse cerca. Bésense mucho, en diferentes lugares. Un beso puede llevar, poco a poco, a reavivar la pasión.
La posición puede ser esencial. Busquen alguna que no implique mucho esfuerzo y con la que la penetración no sea muy profunda.
Pueden comprarse un juguete erótico: que incremente o cambie las sensaciones placenteras (un vibrador) y usarlo ambos.
3. Me cuesta perdonarlo y volver a estar bien con él. ¿Se puede superar una infidelidad?
Sí, existe la posibilidad de reconstruir una relación donde hubo infidelidad. Acordémonos de que existe el perdón y que, cuando uno perdona, asume que elige seguir adelante a pesar de todo haciéndose cargo de esa decisión y no haciendo cargo a la otra parte. Lo que se debe tener claro es que existen soluciones para salir de esta situación y superar la crisis, pero para ello es necesario: abandonar el papel de víctima, tener una comunicación abierta, analizar los motivos por los que se sienten infelices en su relación, reflexionar si las razones de su relación todavía siguen siendo válidas.
Debemos estar conscientes de que para que se rompa una relación, no es necesaria la existencia de un amante, sino que es suficiente con perder cosas tan valiosas como el placer de estar juntos, el calor emotivo, la intensidad, la satisfacción sexual o la comunicación.
4. ¿Qué cosas se pueden hacer durante el día para llegar a la noche con ganas (y no solo agotada)?
El deseo sexual se activa a partir de una cantidad de estímulos psíquicos que, como huellas, despiertan nuestras ganas. Por ejemplo, mandarnos mensajes de textos o mails insinuantes, dejar que nuestra mente se llene de imágenes eróticas, dejarnos notitas, los besos apasionados antes de salir de casa, las invitaciones especiales, la comida exótica, un llamado telefónico, etc. Mantener el clima del afecto y la seducción a veces da trabajo, pero el resultado es muy gratificante. Coquetear y seducir, avanzar y retroceder, crea escenas y espacios para un nuevo encuentro.
5. La última vez que tuvimos sexo con mi pareja, no se le paró; ya pasaron dos semanas y no podemos "remontar" el tema. ¿Qué hago?, ¿lo charlo? Juliana, 28 años.
Sin lugar a dudas, debes "charlarlo", porque el pobre se debe haber asustado mucho. Piensa que los varones viven muy mal -sobrevaloradamente- los fallos eréctiles. Piensan que solo a ellos les pasa, y difícilmente lo compartan con otros. Si lo hicieran y, además, sus amigos fuesen sinceros, se enterarían de que les pasa a todos los varones, de todas las edades y a lo largo de sus vidas.
En general, suelen ser episodios aislados que son directamente dependientes de estados de ánimo, estrés, dificultades laborales, falta de sueño, la lista es larga...
Lo que te aconsejo es desdramatizar el episodio, restarle importancia al evento y reforzar su autoestima.
Recuérdale que la sexualidad de ustedes sería hiperpobre si fuera exclusivamente "penedependiente". El buen sexo usa todo el cuerpo, no se reduce al coito exclusivamente. Muéstrale cuánto te gustan sus besos y caricias, casi tanto o más que la visita de su pene a tu vagina.
6. ¡¡¡Mis amigas siempre tienen más sexo que yo!!! Soy una boba, ¿qué me recomiendas? Deborah, 38 años.
Cuánto sexo tengan los demás es irrelevante. Lo único que importa es que la actividad sexual que tú practiques sea con disfrute para ti y tu pareja. De hecho, la frecuencia sexual es algo casi "acordado", a veces tácitamente y otras explícitamente, entre las personas. Lo único importante es pasarlo bien en todos los encuentros, sin importar la frecuencia. Y además, Deborah, ¡la gente miente mucho!
7. Mi marido apareció con unas esposas y yo me asusté, me pareció que me trató como una cualquiera, ¡ya soy una madre, che! Francisca, 33 años.
Fran, entiendo que te pueda disgustar, incomodar o asustar que te inmovilicen con un par de esposas. Pero eso de "ya soy una madre", no. Ser una madre implica un montón de tarea y responsabilidades, pero nunca dejar de ser la mujer que quieras ser. Y si te divierte lo de las esposas..., ¡adelante! Claro, sin olvidar que se trata de un juego, que no necesariamente tiene que practicarse siempre. En el menú sexual hay diferentes opciones. Ésta puede ser una de ellas.
8. Tengo sexo, pero quedo insatisfecha, siempre quiero más..., y mi marido -¡10 años mayor!- ya está dormido. No me atrae la masturbación, ¿qué hago? Ayelén, 27 años.
Bueno, con 10 años más, tiene solo 37. ¡¡¡Se trata de un hombre muy joven!!! Seguramente estará muy cansado y, luego de un encuentro tan satisfactorio como el que tendrán, su cerebro se llena de endorfinas con su intenso efecto relajante, y entonces se duerme. Lo que te sugiero hacer es: primero, anoticiarlo respecto de lo que te pasa y acordar con él un cambio de horario; y cada tanto, tener una salida especial, cambiar la rutina. Y..., por otro lado, ¿alguna vez probaste despertarlo y retomar?
¿Qué dudas sexuales tienes? ¿Qué le preguntarías a Marta?
La autora se recibió de médica en la UBA, se especializó como sexóloga y profundizó sus conocimientos estudiando sexología clínica. Además, es Presidente de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana y participa activamente en congresos y conferencias alrededor del mundo. Romper mitos y dar permisos, asegura, son las principales funciones de un sexólogo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario