LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

Recent in Sports

Home Ads

CHEKEO RENT A CAR

CHEKEO RENT A CAR

EL TAPON DE LAS CINCO

VIDEO A TO FUETE

14 de noviembre de 2013

LOS MITOS Y VERDADES SOBRE LOS BEATLES



Por Todd Leopold, CNN 
(CNN) — La historia de The Beatles asume el poder del mito. Pero ha habido suficientes mitos, dice el biógrafo Mark Lewisohn, quien considera que es tiempo de acercarse a los hechos.
“(La historia del grupo) es una historia que perdió toda su emoción, porque ha sido pisoteada a través de muchos malos relatos con el paso de los años”, dice Lewisohn, el historiador de The Beatles y autor de obras tan detalladas comoThe Beatles Recording Sessions y The Beatles Chronicle.
Lewisohn lanza ahora Tune In, una biografía gigantesca (800 páginas, sin incluir notas) del cuarteto de Liverpool que es solo el primer volumen de una obra proyectada de tres volúmenes. El libro termina en 1962, con la banda en la cúspide del estrellato. (Para aquellos que realmente no pueden tener suficientes detalles, hay una “Edición Especial Extendida” disponible en Gran Bretaña que tiene 1,728 páginas y se vende por aproximadamente 190 dólares).
Lewisohn, de 54 años, se sumergió en los documentos originales, escuchó y leyó relatos contemporáneos y entrevistó a quienes estaban ahí, hace tantos años. Compara la obra con la biografía de Lyndon Johnson escrita por Roberto Caro, que ahora tiene cuatro volúmenes y acaba de contar la historia de la presidencia de Lyndon.
“Este es un trabajo de historia apropiado”, dice. “No se trata de leyendas, no se trata de íconos, no se trata de mitos”, dice. “El libro es antimitos”.
Un poco novatos
Ah, pero es una temporada de mitos. Los medios estadounidenses actualmente se hunden en biografías y retrospectivas vinculadas al aniversario número 50 del asesinato de John F. Kennedy, y para todos los intentos de la historia pura y dura, todavía es un reto ver videos del joven presidente y no ser arrastrado por el anhelo emocional de qué hubiera pasado.
The Beatles también han sido incrustados por un aura de nostalgia y admiración, como si fueran temas de una leyenda antigua.
Lewisohn está lejos de ser el primero en tratar de ponerse debajo del caparazón. Hunter Davies escribió un punto de vista autorizado a finales de la década de 1960; Philip Norman publicó el esencial Shout! en 1981. Solo hace siete años, Bob Spitz publicó The Beatles: The Biography, que es tan grande como Tune In.
A medida que el aniversario número 50 de su debut en Ed Sullivan Show se acerca este 9 de febrero, el mercado se llena de más cosas; no solo libros, sino también nuevos lanzamientos musicales.
El set de dos CDs, On Air, Live at the BBC Volume 2, puede ser en sí mismo tan revelador como los libros.
‘Los mayores agitadores de la ciudad’
De hecho, era sorprendentemente versátiles. Una canción en el CD, Beautiful Dreamer, es un clásico de Stephen Foster arreglado para Tony Orlando a finales de 1962, pero no salió en Gran Bretaña hasta enero de 1963. The Beatles de alguna forma obtuvieron una copia; probablemente ayudó que su manager, Brian Epstein, administró una tienda de discos; rápidamente se la aprendieron y la tocaron en una transmisión.
También fueron conocidos por adaptar favoritos estadounidenses para versiones en covers o por darles ideas para las originales. Esos tipos de talentos son los que diferenciaron a los Beatles de su competencia, dice John Covach, director del Instituto de Música Popular en la Universidad de Rochester de Estados Unidos, quien impartió cursos sobre el grupo.
Covach menciona una variedad de primeras canciones; She Loves You, I Want to Hold Your Hand, If I Fell, que comenzaron con estructuras bastante convencionales pero siempre tienen un giro en algún lugar: un descenso a un acorde menor, un ascenso a una nota alta.
“La mayoría de lo que ocurre es algo que escucharías rutinariamente en incluso las canciones de pop más mediocres”, dice. “Pero lo cambian un poco y sacan algo que es innovador sin que parezca que es completamente extraño”.
The Beatles admitieron libremente tomar prestado cosas de otros. Tenían “grandes oídos”, en la jerga de los aficionados a la música; escuchaban de todo e intentaban escribir sus propias versiones de éxitos estadounidenses.
Después de todo, sus colegas de Liverpool hacían los mismos covers que The Beatles hacían.
“Éramos los mayores agitadores en la ciudad”, dijo Paul McCartney a Playboyen 1984. “Plagiadores extraordinarios”.
Aunque las canciones fueron útiles para su propio grupo, incluso McCartney y John Lennon no tenían ilusiones de que The Beatles durarían. Su meta a largo plazo simplemente era ser compositores para otros, después de todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario