LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

Recent in Sports

Home Ads

CHEKEO RENT A CAR

CHEKEO RENT A CAR

EL TAPON DE LAS CINCO

VIDEO A TO FUETE

9 de enero de 2015

"¡Quiero matar policías!" gritaba un adicto arrebatado en la entrada del Holland Tunel y chocó patrullero



Mathew Christian Cash, dijo que estaba consumiendo la letal droga "Pelo de Angel"
NUEVA YORK._ Un adicto de la potente y letal droga "Pelo de Angel", fue arrestado después que gritara repetidas veces a la entrada del Holland Tunel en Manhattan "¡Quiero matar policías!" y chocara con su carro una unidad patrullera de la Autoridad de Puertos de Nueva York y New Jersey, huyendo luego.
El adicto, fue identificado como el afroamericano Mathew Christian Cash, con un amplio historial delictivo y estaba acompañado por una mujer que dijo ser su novia.
La policía explicó que el arrebatado adicto, fue capturado en la intersección de las calles Varick y Watts, después de las 8:00 de la noche del miércoles de esta semana.
Cash, estrelló su vehículo Audi contra el patrullero y gritó "¡Quiero matar policías!". Se resistió al arresto, luchando con los agentes que lo detuvieron.
Luego de estar dentro del carro patrulla, el adicto comenzó a patear y a tratar de zafarse de la esposa, con la intención de escapar.
Al parecer, los oficiales que lo detuvieron, lo consideraron un desquiciado mental, por lo que lo transportaron al hospital Bellevue, donde se le hace una evaluación psiquiátrica.
Cash, de 24 años de edad, viajaba con la mujer la que dijo a la policía que él la llamó por teléfono y que lo vio molesto, antes de que se acercara al patrullero.
Marihuana sintética fue encontrada en el interior del vehículo de Cash y les dijo a los oficiales que no era hierba, sino Polvo de Angel.
Había sido arrestado anteriormente por un caso de violencia doméstica, cuando golpeó a la novia en noviembre del 2013, y fue acusado de asalto por ese incidente.
Cash, reside en Easton, Pensilvania, y la policía dijo que también encontró dinero en efectivo en el carro del adicto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario