LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

Recent in Sports

Home Ads

CHEKEO RENT A CAR

CHEKEO RENT A CAR

EL TAPON DE LAS CINCO

VIDEO A TO FUETE

26 de agosto de 2015

Falleció mujer de icónica foto del 11 de septiembre

Fue una de las imágenes emblemáticas de los atentados terroristas del 11 de septiembre. Una mujer negra y delgada mira a la cámara estupefacta, cubierta de cabeza a pies de concreto pulverizado, mientras intenta escapar del Wold Trade Center.


Se llamaba Marcy Borders y tenía entonces 28 años. Falleció el pasado domingo a los 42, víctima de un cáncer de estómago que siempre atribuyó al polvo y las sustancias que inhaló a causa de los ataques. La foto la inmortalizó como la “dust lady” o “dama del polvo”.
"No puedo creer que mi hermana se ha ido," escribió en Facebook su hermano Michael. John Borders, su primo, la calificó de "heroína" y aseguró que "sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11 de septiembre".
"Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas ese trágico día y después... el dolor de antaño ha encontrado una manera de resurgir", dijo.
Marcy Bordes, quien residía en Bayonne, Nueva Jersey, llevaba sólo un mes en su nuevo trabajo en Bank of America, en el piso 81 de la torre norte, cuando el vuelo 11 de American Airlines se estrelló contra el edificio. En vez de permanecer en su sitio, como le ordenó su supervisor, salió corriendo en medio de nubes de polvo y multitudes pavoridas.
A punto de salir a la calle pasó delante del lente de Stan Honda, fotógrafo de la Agencia de Prensa Francesa, AFP. Borders no se enteró que había sido fotografiada hasta que la imagen apareció en la revista Time, en la lista de 25 fotos emblemáticas del 9/11. Fue entonces cuando su madre la vio y le avisó.
Cuando Honda captó a Borders, la joven había visto un verdadero infierno mientras bajaba los 81 pisos por las escaleras.
"Vi gente con órganos saliéndose, cubiertas de pies a cabeza en sangre. No podía entenderlo. Lo que vi fue una carnicería, y pensé, 'Dios, me voy a morir de todos modos ", recordaría después.
Borders sufrió de un severo caso de estrés postraumático y no trabajó ni un solo día durante 10 años.
“Estaba convencida de que Osama bin Laden estaba planeando más ataques. Cada vez que veía un avión, me entraba el pánico. Si veía a un hombre en un edificio, estaba convencida de que iba a dispararme", rememoró en una entrevista.
Además de sufrir de ansiedad y depresión se convirtió en adicta a la cocaína y perdió la custodia de sus dos hijos. En abril de 2011 entró en un programa de rehabilitación y desde entonces se mantuvo alejada de las drogas, pero el cáncer le fue diagnosticado poco después.
El alcalde de Nueva York, Bill di Blasio twitteó: "El fallecimiento de Marcy Borders es un recordatorio de la dura tragedia que sufrió nuestra ciudad hace casi 14 años. Tenemos a su seres queridos en nuestros corazones".
Miles de personas que trabajaron en la Zona Cero durante y después de los ataques han sido diagnosticadas con cáncer aunque no se ha establecido un vínculo definitivo entre ambos.
Noelle, una de las hijas de Borders, calificó a su madre de héroe.
"No sólo es el ‘La dama del polvo’, ella es mi héroe y vivirá siempre a través de mí”, declaró al diarioThe New York Post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario