CHEKEO RENT A CAR

CHEKEO RENT A CAR

LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

LAS MAS CALIENTES DE A TO FUETE

COLON HERNANDEZ CONSULTING

COLON HERNANDEZ CONSULTING

VIDEO A TO FUETE

UN CURA LIDEREABA UNA BANDA DE SICARIOS

El padre Óscar Ortiz Henao fue condenado a 19 años de cárcel por liderar dos bandas de asesinos y secuestradores en Colombia. La insólita historia de un párroco antioqueño


El párroco Óscar Albeiro Ortiz Henao fue recibido con ovaciones y una iglesia colmada por sus feligreses cuando en agosto de 2012 fue liberado de la prisión por un juez, tras más de dos años encerrado en una finca de la Curia, por las pruebas en su contra que lo sindicaban como líder de una organización criminal.

El padre Óscar llegó a la parroquia San José de El Limonar en marzo de 2000. Como sacerdote encontró una comunidad controlada por ocho bandas juveniles y milicias del movimiento guerrillero ELN.

Ante la impericia de la Justicia, un problema generalizado en América Latina, el padre Óscar ofreció la colaboración de “personas de bien” que ayudaran a pacificar la zona de San Antonio de Prado, donde se hallaba su parroquia.

En sus misas hablaba del flagelo de la violencia, la guerrilla… En sus homilías afirmaba que “la ley no hace nada, y estas nuevas personas sí van a hacer mucho por nosotros”.

El cura adoptó posturas "poco cristianas", pues desde su púlpito convocó al linchamiento social de líderes y personas que no lo seguían; pidió la pena de muerte de guerrilleros y homosexuales.

A su parroquia llegaron las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) con quienes tenía una fuerte amistad, y bajo el mando del comandante "Camilo", los crímenes con desmembramientos, las “vacunas” (pago de un canon mensual a cambio de protección), comenzaron a ser moneda corriente.

El padre Ortiz era quien autorizaba las golpizas a jóvenes rebeldes, que con sólo ser mencionados por él como posibles guerrilleros, se convertían en blanco de las Autodefensas.

En 2010, el párroco de San José de El Limonar fue detenido a pedido de la Fiscalía de Antioquia que había reunido pruebas en su contra. En agosto de 2012, un juez lo liberó de cargos y el cura regresó a su parroquia en medio de la alegría de su comunidad.

En las últimas horas, tras la apelación de la Fiscalía, se confirmó una sentencia de 19 años para el sacerdote que lideraba la banda de “los desmovilizados” y “el Combo de El Limonar”, según publica El Colombiano.

0 comentarios:

Publicar un comentario